martes, junio 24

Reseña: El chico de oro - Abigail Tarttelin

El chico de oro • Abigail Tarttelin
Golden Boy |auto-conclusivo
Bruguera |978-84-02-42138-8
398 páginas + 2013 + $14.000
Compra: Antartica (Chile) + Booky 
Max Walker es un chico de oro. Bronceado, rubio, atractivo y atlético, es el hijo perfecto, el deportista perfecto y un partido perfecto para las chicas de su escuela. También es el modelo a seguir para su hermano pequeño.
Su aparentemente modélica familia ocupa una posición más que envidiable: su padre es candidato a las elecciones al Parlamento y, entretanto, Max se enamora por primera vez.
Sin embargo, todos ellos están a punto de convertirse en el punto de mira de los medios de comunicación, que pronto los cercarán en un intento de averiguar aquello que siempre han ocultado. Max Walker tiene una vida perfecta... Max Walker tiene un secreto... y alguien se ha enterado.

Hace falta mucha fortaleza para estar orgulloso de ti mismo y aceptarte cuando sabes que en ti hay algo fuera de lo corriente.



He tenido que esperar bastante tiempo para poder sentarme y ponerme a escribir esta reseña. El chico de oro es sin duda un libro diferente a todo lo que he leído hasta ahora. Y me resulta muy difícil digerir todo lo que me aportó su lectura. 
Breve introducción: Max Walker es un chico perfecto. Se lleva bien con todos, no trae problemas a casa y sobresale en lo que se propone, pero Max tiene un secreto. Es intersexual. Y ese secreto en las manos incorrectas puede arruinar no sólo su vida, sino que también la de su padre, que está apunto de lanzarse por el puesto que siempre ha soñado y la de su madre, que no quiere aceptar que su hijo ha crecido. Pero tras cierto suceso que marcará la vida de Max para siempre, él debe empezar a enfrentarse a sus miedos y a decidir si quiere darse una oportunidad para vivir o no. Fin de la breve introducción.

Supongo que no soy la única que no suele pensar con profundidad sobre los intersexuales, porque no es un tema del que se hable todos los días, como sí pasa con lo de los homosexuales hoy en día, pero cuando me embarqué en la lectura del libro a pesar de saber de qué iba, jamás pensé que la historia me haría ver y analizar las cosas de una manera que nunca lo había hecho y que me conmovería hasta el más lejano rincón de mis sentimientos.

Antes pensaba que quería ser alguien especial. Ahora me gustaría volver atrás y disponerme a ser alguien aburrido, sin interés, normal. Hace falta mucha fortaleza para estar orgulloso de ti mismo y aceptarte cuando sabes que en ti hay algo fuera de lo corriente. Yo tuve esta fortaleza.

En primer lugar, desde el comienzo esta historia me marcó emocionalmente. Nunca antes, a pesar de que me gusta bastante leer libros con temáticas complicadas, me había sentido tan triste con un libro. Tanta era mi tristeza, que hasta llegué a dudar de si de verdad debía seguir leyéndolo, porque aunque suene extremista, ni a la vida ya le encontraba el sentido. Quizás esto también se debía un poco a el estrés de los exámenes, pero la cuestión es que la autora tiene la capacidad de plasmar emociones tan intensas en el papel, que hasta esos límites influyeron en mí. Y para los que ya leyeron el libro, sí, estoy hablando de ESA escena del comienzo. Peeeero antes de que estén descartando leer este libro por ser emo-depresivo, déjenme aclararles que no es así.  Es una historia que en un principio transmite todo eso que dije, pero que conforme va avanzando la trama, se perciben tantas otras emociones igual de intensas.

La historia la conocemos a través de las perspectivas de, Max, el protagonista, de Daniel, su hermano pequeño, de sus padres, de Archie, una medica que se inmiscuirá en el camino para aligerar la carga de Max y para cargar un poco más en la suya propia y de Sylvie, una chica bastante peculiar que le mostrará a Max que no todo es tan malo como él cree.

Max, es un chico de oro en todo sentido. No solo encanta a todas esas otras personas que lo rodean en su mundo, sino que también hechiza al lector (¡y a las chicas!). Pero a pesar de que Max intente estar siempre bien para el resto, dentro de él todo se deshace poco a poco, el dolor, la impotencia, la confusión y la rabia van absorbiendo su corazón. Y aun así, él sigue teniendo una fuerza de voluntad asombrosa y admirable que no le permite rendirse por completo. Con todo eso, el personaje de Max transmite algo que me fue imposible pasar desapercibido y es una gran dosis de empatía. Una vuelta totalmente intensa a la forma de pensar, es más, te lleva  a unas resoluciones que probablemente nunca hayan pasado por tu mente (como en mi caso) y es un aporte enriquecedor a la aceptación y un gran ejemplo de valor y coraje, porque como el mismo protagonista dice: no es fácil aceptarte cuando hay algo en ti que es fuera de lo común. 

Y como si este libro no tuviese suficientes enseñanzas y recargas emocionales inmensas, está  Daniel, el hermano de Max, otra razón por la que este libro merece ser leído y amado. Daniel es, en pocas palabras, el hermano del medio. Y resulta que en realidad es el menor, pero lo tratan, y él se siente, como el hijo que no es ni el admirado por ser el grande ni mimado por ser el pequeño. Daniel aparte de que roba risas en más de una ocasión, es un personaje con carácter. Con pasión. Que se trae más de alguna sorpresa y que no predecible ni para sus padres ni para el lector. 
Y si faltara más, está Sylvie, y tengo que detenerme a destacar algo de ella, que desde un principio me hizo amarla. Su presentación, su primer capítulo en el libro me cautivó de una manera que ningún personaje había logrado hasta ahora conmigo. Lo lamentable de esto es que no llegamos a conocer mucho más de Sylvie, ya que la historia se centra en Max, pero eso no significa que no sea un personaje bien estructurado (como todos en el libro), y en el desarrollo de la trama encarna aptitudes admirables, que enseñan y quizás, hasta logren cambiar ciertas visiones del lector. Sylvie, es genial.
En realidad, todos lo son, porque con la profundidad que asigna la autora a cada uno de los personajes, con sus defectos y virtudes, es muy difícil no sentir emociones intensas por y para ellos.

—Ven a ver cómo es el amor, chiflada —me dice la voz de Max al oído.
Dime quién fue y me aseguraré de que no vuelva a hacer daño nunca más, ni a ti ni a nadie.

 No sé si será por qué a mí me pone muy sensible las problemáticas que tienen los padres con sus hijos (cómo criarlos, ese no sé si estoy haciendo lo correcto, quizás merezca más libertad, etc), pero los papeles de Karen y Steve (los padres de Max y Daniel) a mí me parecieron inminentemente esenciales. Además de mostrarle al lector el por qué de sus acciones, ayudan a que no se olvide que siguen siendo humanos, y sus confusiones pueden llegar a ser tan abrumadoras como las de los otros personajes *Max... Daniel...*. Y aun así, no puedo negar que en ciertos instantes los odiaba un poquito. Esa cólera por saber que si ellos intentasen mirar un poco más allá, muchas situaciones que marcan se hubieran evitado, pero como claro es ese no es el sentido del libro, y que Abigail Tarttelin lo tenía bastante claro, al final hay un cambio de perspectivas gigantes, que quiebran el corazón, pero que también son un gran ejemplo. Abigail nos habla del perdón y de que las segundas, o terceras o las que sean necesarias, oportunidades existen. 
Pero hay un problema, o no exactamente un defecto del libro, pero sí fue algo que a mí me descolocó del ambiente y la responsabilidad de eso, la tiene el final. No logró que sintiera que todo estaba bien, como quizás es la idea, sino que me dejó un vacío. Toda la trama fue un ir y venir de todos los sentimientos imaginables y la conclusión me confundió. No me transmitió lo que yo supongo que se quería transmitir y esa es una de las razones por las que aun no supero el libro. Sin embargo, la evolución del ambiente y de los personajes, me pareció profunda y realista, y lo que interpreté de ello con más sentido aún. Quizás todo lo que hizo Abigail Tarttelin fue con intención, quizás quería lograr que nunca fuera capaz de olvidar la historia de Max.

Un libro diferente a todo lo que he leído, con personajes asombrosamente bien estructurados y definidos y con un protagonista que probablemente romperá el corazón de cada lector. No sólo posee un ritmo rápido de leer, sino que también deja una gran dosis de lecciones sobre el respeto y la aceptación y muchos otros valores importantes. Con un final que puede descolocar un poco, el progreso de los personajes es indiscutible y admirable.

Puntuación: 4.5

Gracias  a Ediciones B por el ejemplar.


16 comentarios :

  1. Me gustó mucho la portada! y en sí la historia se ve muy interesante, me llamó la atención, lo apunto en pendientes!

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Vi buenas reseñas asi que me lo apunto :P

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que, después de leer tu reseña, LO ANOTO. Porque es un libro que vale la pena y hace mucho que no leo sobre esta temática. Gracias <3
    Un besote, nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo conocia y no esta nada mal. Gracias por la reseña

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que te haya gustado tanto ^^
    Gracias por la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía pero no me llama demasiado así que lo dejo pasar...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! No conocía este libro, pero tampoco me llama mucho la atención. De todas maneras gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía y la reseña me ha gustado mucho, pero de momento lo dejo pasar, porque tengo muchas lecturas pendientes!!

    Un besito ^^

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Me alegro de que a ti te haya gustado tanto pero a mi no me llama demasiado, aun así no lo descarto. tendré que pensarlo.

    Un besazo^

    ResponderEliminar
  10. No conocía el libro pero tras leer tu reseña me ha picado la curiosidad.

    Te he visto por mi blog y la verdad que al pasar por aquí he decidido quedarme ;)

    Un besiño

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta tu blog! Me suscribiré e iré leyendo viejas entradas para conocer este espacio un poco más. Un saludo y si tienes tiempo, pásate por mi blog!

    http://simplementematt.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  13. Quiero este libro.
    En serio, se ve como una historia muy dramática pero me la vendiste, como que no sé qué hacer sin el, espero encontrarlo pronto para opinarlo contigo :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    Tengo que confesar que no había oído hablar de este libro, y por otra parte, darte las gracias al tomarte el tiempo en hacer esta reseña. Quizás a muchos no le haya llamado la atención, pero a mí esta claro que sí.
    Antes de nada, déjame destacar el modo en que nos explicas lo que ha significado para ti. Con decirte que solo con las pequeñas introducciones del libro que nos muestras ya me he emocionado, ni contarte cuando me lo lea jejeje (espero de todo corazón no sufrir mucho, aunque viendo como esta la trama...).
    ¡Un abrazo, Sandra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario:) espero que el libro te guste un montón y que me digas Qué te ha parecido♥

      Eliminar

¡Muchas gracias por darte una vuelta por acá y comentar!

Marca tu presencia con lo que sea, un guiño, un saludo o por supuesto, tu opinión sobre lo que expreso en esta entrada, o si lo prefieres... ¡hasta divaga! Lo único que pido es que lo hagas con respeto, y que no dejes spam desvergonzado cuando yo me he esforzado por escribir este post. Si quieres que visite tu blog, sólo comenta o envíame un correo.

¡Un abrazo grande!

Dess

Divagadores

¿Problemas para seguir el blog?
¡Ven aquí!
Divagaciones Literarias© :: Diseñado por Dess :: Políticas :: 2013